El pago del Billag, impuesto de Radio y TV pública en Suiza

Sucede durante cualquier conversación, cuando menos te lo esperas. En un momento dado, alguien pone cara de póker y desliza la pregunta: “Oye, ¿y vosotros pagáis eso del Billag?“. Entre las respuestas, normalmente tres posturas: la de los responsables que pagan desde el primer día (o desde que se enteraron de que existía el impuesto, que no es tan obvio), la de quienes no pagaron pero les pillaron y acabaron pagando, y la de quienes no pagan (y en ocasiones hasta se jactan de ello).

Y es que el Billag, canon de pago obligatorio destinado a sufragar la radio y televisión públicos en Suiza, despierta todo tipo de dudas y, más allá, da lugar a situaciones disparatadas, como estar dispuesto a decirle al inspector del Billag en su cara “no, mire, yo ni veo la tele, ni escucho la radio… es que soy hippie, ¿sabe?” o a no dejarle entrar a tu casa, bloqueando la entrada al más puro estilo Gandalf en El Señor de los Anillos.

Pero, ¿qué supone el pago de este impuesto? ¿Por qué es obligatorio? ¿Y qué sucede si no se paga? Veamos…

Todo sobre el Billag, el impuesto más impopular de Suiza

Como os adelantaba unas líneas arriba, el conocido como “billag” es un canon cuyo pago es obligatorio y gestiona la empresa Billag AG, filial de Swisscom.

El objetivo del cobro es recaudar fondos para financiar los servicios de radio y TV públicos suizos que proporciona la SRG SSR (organización pública de radio y televisión), difundiendo programas de información, opinión, cultura y entretenimiento en alemán, francés, italiano y retorromano. Por otra parte, como contrapartida, el ciudadano tiene, al parecer, derecho a opinar sobre la programación y contenidos de estos medios, y que se tenga en cuenta.

De acuerdo con la Ley, todo aquel que disponga de un aparato con el que se pueda ver TV o escuchar radio está obligado a reportarse a Billag AG y pagar el fee correspondiente. El pago, que se realiza por vivienda (independientemente del número de habitantes y de sus gustos o hábitos de consumo de radio y TV) no depende de la frecuencia con la que se consuma radio y TV ni a través de qué dispositivo.

Según la web de Billag AG, se consideran equipos receptores:

  • De radios: cualquier tipo de radio, incluida la del coche, teléfonos móviles con receptor de radio, y ordenadores y tabletas con acceso a Internet.
  • De TV: televisores, teléfonos móviles con receptor de televisión, y ordenadores y tabletas con acceso a Internet.

Sí, sí pero… ¿cuánto cuesta el Billag?

Discriminando radio y TV, y sumando el consumo de ambas, esto es lo que corresponde a pagar por vivienda anualmente o cada trimestre (pagando un recargo de 2 CHF por factura que se puede evitar pagando el canon por débito directo, domiciliación en cuenta bancaria o factura electrónica):

Para l@s más avispad@s, por supuesto sois libres de reportaros a Billag y pagar o no el canon, pero tened en cuenta que, de acuerdo con la Ley, el Billag tiene poder para reclamar pagos atrasados hasta los cinco años anteriores y, además, si se ponen farrucos podrá caerte una multa de hasta 5.000 CHF. Ojito.

El futuro del Billag

En junio de 2015 tuvo lugar un referendum en el que se votó un cambio en la Ley de TV y radio pública suiza que contemplaba acabar con el pago del Billag. El resultado de la votación, si bien estuvo muy ajustado, dejó claro que SI, que Suiza estaba a favor del cambio y probablemente cansada de pagar un impuesto al que muchos, entre los que me incluyo, no le vemos mucho sentido (y menos hoy en día).

Todavía faltan unos años para ver en qué quedará el pago del Billag, pero todo apunta a que, tarde o temprano, desaparecerá.

Mientras tanto, pagarlo o no… está en vuestras manos (o, mejor dicho, en vuestros bolsillos) 🙂

Por ir a la que es LA PREGUNTA: ¿A alguien en la sala le parece bien el pago del Billag? ¿Qué es lo peor del pago de este canon, motivos obvios aparte?

Anuncios

5 pensamientos en “El pago del Billag, impuesto de Radio y TV pública en Suiza

  1. Lo conozco desde pequeño y ahora con los años que llevo fuera de Suiza ya creía que la gente lo tenía claro.
    Si pagas puedes opinar y rebatir cualquier contenido.
    En mi caso ahora vivo en Valencia y no hace falta que os diga que llevamos años sin televisión y radio pública por la corruptelas de los mandatarios de turno.
    Estoy a favor del pago siempre y cuando sean programas de interés para el ciudadano y no para la divulgación política ni creencias religiosas.

    • Gracias por tu comentario! Es un punto de vista que seguro que ninguno nos planteamos, porque no estamos acostumbrados a tener derecho, ni voz ni voto sobre lo que se financia con nuestros impuestos. También hay quien podría opinar que no debería ser necesario pagar para opinar sobre un servicio que es público y se supone que ya se financia con impuestos que pagamos entre todos. Pero es cierto que los impuestos en Suiza quizá no dan para tanto ni se destinan a estos servicios, como ocurre en España. En fin, Suiza, una vez más, is different 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s