Septiembre, el mes de las obras (y el ruido) en Suiza

Amanece en Suiza.

Es septiembre, aún es verano, cantan los pájaros, brilla el sol y el día promete.

Frente a mi ventana, un amable señor poda a máquina los setos del jardín del edificio de enfrente. Otro amable señor hace lo propio con nuestros setos, ubicados justo bajo mi terraza.

En el apartamento de al lado, del que me separa una fina pared, las obras de reforma INTEGRAL siguen su curso. Empezaron el 3 de septiembre y acumulan más de 100 horas de taladro y mazo. No sabía que un piso tan pequeño podía dar lugar a tanto uso de taladro pero sí. 

Mientras tanto, una taladradora castiga la acera de una calle aledaña. Taca taca taca taca taca… Sigue leyendo

Anuncios

5 lagos para poner el broche de oro al verano en Suiza

¿Sabíais que este verano está siendo el más caluroso de Suiza desde 1864, año en el que empezaron a registrar las temperaturas? Aunque ya ha refrescado algo -a Dios gracias- algo hemos notado en las pasadas semanas, eh? 😛

El verano en Suiza ya no es lo que era, para bien y para mal. Por fortuna, aunque el calorazo conlleva efectos desagradables -las noches sin pegar ojo se llevan la palma-, también nos permite disfrutar de planes que de otra manera no molan tanto, como bañarnos en las aguas cristalinas de un lago alpino.

Porque, aunque bañarse en un gran lago como el de Lucerna o el de Ginebra es toda una experiencia, nada se compara con adentrarnos en plena naturaleza, descubrir cualquiera de los muchos paraísos que esconden las montañas de este bello país y, en días de sol y calor, bucear en las aguas turquesa de sus lagos. Sigue leyendo

La mater/paternidad “en solitario” en Suiza (o en cualquier parte)

¡Hola a tod@s, he vuelto! Después de varias semanas alejada de las teclas, hoy por fin he encontrado el momento y las ganas necesarias para sentarme frente al ordenador y ponerme al día con vosotr@s, que ya os echaba yo de menos 🙂

Así es. Mi maromo ha tenido la estupenda idea de irse de Badi con nuestro monete y dejarme la tarde para mi, tarde que he decidido disfrutar en casa para hacer todas esas cosas que una siempre quiere y no puede, empezando por reencontrarme con NETFLIX (en una breve incursión, porque para ponerme al día necesitaría un mes) y siguiendo, por supuesto, por darle al teclado.

Y resuelto el problema “falta de tiempo” no ha tardado en aparecer un segundo interrogante: “pero vamo a ve, y yo… ¿sobre qué escribo ahora?”. Porque cuando el día a día de una transcurre entre biberones y papillas, cambios de pañales y ropa, paseos con carrito… no queda mucho espacio (ni tiempo, una vez más) para las ideas.

Sigue leyendo

¿Es Suiza un país machista? #8M #DíaDeLaMujer #SuizaNoPara

Respuesta corta: SÍ. Lamentablemente, a día de hoy no existe un país, sociedad ni comunidad de vecinos libre de esta lacra social, pero la pregunta -directa y probablemente polémica- es perfecta para poner el dedo en la llaga y señalar la falta de conciencia que hay en Suiza en cuanto a la discriminación hacia la mujer.

Mientras que 150 países se han sumado al paro feminista convocado para reivindicar IGUALDAD con mayúsculas destacando el valor del trabajo de la mujer y su impacto en la sociedad (tanto el remunerado, por el que no se nos paga lo mismo que a nuestros compañeros, como el no remunerado -cuidados de hogar y familia- que recaen mayoritariamente sobre la población femenina y sigue siendo uno de los principales factores de desigualdad), Suiza se mantiene al margen y no participa porque, total, la discriminación no va con ell@s. ¿O quizá sí? Sigue leyendo

Embarazada en Suiza III: actividades y servicios para un buen parto

Hola a tod@s! Tras un par de meses dedicada al cuidado de mi bichito, vuelvo al ruedo bloguero para seguir compartiendo con vosotr@s mis descubrimientos, experiencias y todo aquello que merezca la pena ser contado 🙂 ¿Me habéis echado de menos? 😛

Como avanzaba en anteriores artículos, y aprovechando que la información sigue fresca en mi cabeza, hoy me propongo compartir con vosotr@s aquellas actividades o servicios en el entorno de Zurich (extrapolables al resto de Suiza, seguro) que me resultaron de gran ayuda de cara a prepararme a nivel físico y mental para el parto, del que por fortuna guardo buen recuerdo.

  • Otros artículos relacionados con “estar embarazada en Suiza” aquí

Porque si algo es importante a la hora de estrenar maternidad es prepararse, amigas (y papás acompañantes interesados en el bienestar de vuestra pareja y retoño), empezando por el momento en el que nuestr@ peque viene al mundo.

Actividades y/o servicios PRE PARTO en Zurich y alrededores Sigue leyendo

16 días contra la Violencia de Género en Suiza

Si alguna vez habéis preguntado a un/a suizo/a qué opina de la violencia contra las mujeres en su país, lo más probable es que se haya apresurado a afirmar que “eso aquí no pasa”. Pero sí pasa, y mucho.

Con 19 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en 2016 (el 95% de las personas víctimas mortales en el ámbito doméstico), más de 14.000 denuncias por maltrato y otras tantas denuncias por acoso, abuso sexual… Suiza no está para nada al margen de la lacra social que es la violencia contra las mujeres.

El desconocimiento y la negación generalizada de la realidad por parte de la sociedad suiza encuentra explicación en el “atraso” que sufre Suiza a nivel reconocimiento de la Violencia de Género, un tipo de violencia concreto que hunde sus raíces en una cultura social sociedad marcada por el machismo.

Anclados en tiempos de la “Violencia Doméstica”, Suiza todavía no ha dado el paso de diferenciar y tratar de forma independiente la que es la manifestación de violencia que más se da a nivel privado, y son escasos los esfuerzos que se emplean en concienciar a la sociedad y hasta proteger a las víctimas. Sigue leyendo

Lo mejor y lo peor de vivir en Suiza (II)

Y hasta aquí llegó el positivismo. Si la semana pasada hablábamos de lo mejor de vivir en Suiza… esta semana las casas de chocolate se han fundido y los unicornios coloraos han resultado ser una alucinación. Porque la vida en Suiza es bonita… pero no tanto como la pintan. Como cualquier otro lugar, también tiene sus sombras.

Sin más, sean tod@s bienvenidos al museo de los horrores suizos… muajajajajá (risa malvada):

1. El coste de la vida: la primera en la frente. Suiza es caro, en algunos aspectos muy caro. Por mucho que los sueldos sean buenos (que no todos, y siempre en función de nuestras circunstancias personales) y el nivel de vida sea superior al de otros países, nos seguimos horrorizando cada vez que vamos al supermercado, a comprar un billete de tren o avión (las tasas aeroportuarias ponen los tickets por las nubes) o al médico, que esto sí que duele… y más a los españolit@s. Sigue leyendo

Lo mejor y lo peor de vivir en Suiza (I)

Siempre que me cruzo con alguien dispuesto a compartir su opinión sobre éste mi pequeño blog recibo el mismo comentario: “escribes de una forma muy positiva”. Vaya por delante que me alegro de no resultar una ceniza, pero al mismo tiempo me preocupa transmitir una imagen distorsionada de la vida en este país sin ser consciente de ello.

Porque la vida en Suiza es y puede ser maravillosa, como decía el gran Andrés Montes, pero también tiene sus cosicas. Al igual que la vida en Madrid o en Sevastopol, en función de diversas circunstancias. Y es que las circunstancias lo son todo, y no solo las nuestras. Al final los días buenos y malos son resultado de mil y una circunstancias propias y ajenas que confluyen y se alían para hacernos sonreír o tirarnos de los pelos.

Aún así, me preocupo: ¿será que estoy transmitiendo una idea de Suiza cercana al país de la piruleta, donde abundan las casas de chocolate y sobrevuelan unicornios coloraos? Para disipar dudas, hoy voy a hacer “examen de conciencia” (creo que no digo algo así desde mi primera Comunión… que fue casi la última) y confesaros qué es para mi lo mejor y lo peor de vivir en Suiza. Sigue leyendo

El pago del Billag, impuesto de Radio y TV pública en Suiza

Sucede durante cualquier conversación, cuando menos te lo esperas. En un momento dado, alguien pone cara de póker y desliza la pregunta: “Oye, ¿y vosotros pagáis eso del Billag?“. Entre las respuestas, normalmente tres posturas: la de los responsables que pagan desde el primer día (o desde que se enteraron de que existía el impuesto, que no es tan obvio), la de quienes no pagaron pero les pillaron y acabaron pagando, y la de quienes no pagan (y en ocasiones hasta se jactan de ello).

Y es que el Billag, canon de pago obligatorio destinado a sufragar la radio y televisión públicos en Suiza, despierta todo tipo de dudas y, más allá, da lugar a situaciones disparatadas, como estar dispuesto a decirle al inspector del Billag en su cara “no, mire, yo ni veo la tele, ni escucho la radio… es que soy hippie, ¿sabe?” o a no dejarle entrar a tu casa, bloqueando la entrada al más puro estilo Gandalf en El Señor de los Anillos.

Pero, ¿qué supone el pago de este impuesto? ¿Por qué es obligatorio? ¿Y qué sucede si no se paga? Veamos… Sigue leyendo