Embarazada en Suiza III: actividades y servicios para un buen parto

Hola a tod@s! Tras un par de meses dedicada al cuidado de mi bichito, vuelvo al ruedo bloguero para seguir compartiendo con vosotr@s mis descubrimientos, experiencias y todo aquello que merezca la pena ser contado 🙂 ¿Me habéis echado de menos? 😛

Como avanzaba en anteriores artículos, y aprovechando que la información sigue fresca en mi cabeza, hoy me propongo compartir con vosotr@s aquellas actividades o servicios en el entorno de Zurich (extrapolables al resto de Suiza, seguro) que me resultaron de gran ayuda de cara a prepararme a nivel físico y mental para el parto, del que por fortuna guardo buen recuerdo.

  • Otros artículos relacionados con “estar embarazada en Suiza” aquí

Porque si algo es importante a la hora de estrenar maternidad es prepararse, amigas (y papás acompañantes interesados en el bienestar de vuestra pareja y retoño), empezando por el momento en el que nuestr@ peque viene al mundo.

Actividades y/o servicios PRE PARTO en Zurich y alrededores Sigue leyendo

Anuncios

Cerrado por maternidad :)

Lo sé, lo sé, llevo un tiempo sin aparecer por aquí. Pero tengo una buena excusa 🙂 El pasado 26 de noviembre, mi pequeño polizón decidió darnos una gran sorpresa y nació 3 semanas antes de lo previsto, el mismo día que el embarazo llegaba oficialmente a término y más sano que un manzano.

El parto, aunque más largo que un día mes sin pan, transcurrió sin complicaciones y nuestro pequeño Rafa vino al mundo con 3 kilos de peso, los ojos bien abiertos y muchas ganas de un “piel con piel” que disfrutamos primero yo, como corresponde, y más tarde su papá, totalmente embelesados y felices cual perdices.

Tanto nuestro chiquitín como yo nos recuperamos rápidamente y a día de hoy nos encontramos muy bien, capeando el cansancio y el esfuerzo físico que conllevan estas primeras semanas y disfrutando junto a marido de la probablemente infinita tarea de conocernos y entendernos, además de querernos cada día más y mucho, muchísimo. Sigue leyendo

Embarazada en Suiza: derechos laborales antes y después de dar a luz

“¿Cuándo debería comunicarle a mi jefa que estoy embarazada? ¿Cuáles son mis derechos durante el embarazo? ¿Cuál es la duración del permiso de maternidad y qué “salario” me corresponde? ¿…?”.

Entre las primeras dudas que asaltan a toda mujer embarazada no faltan las relacionadas con el empleo. Por eso he decidido dedicar un artículo a responder todas esas preguntas y exponer los derechos que amparan a toda mujer trabajadora al quedar embarazada y después de dar a luz, en este caso en Suiza.

“Estoy trabajando y me he quedado embarazada: ¿y ahora qué?”

Pues ahora nada, no hay de qué preocuparse. Lo primero que hay que tener claro es que una mujer embarazada no puede ser despedida ni durante el periodo de gestación, ni en las 16 semanas posteriores al parto (situación que no incluye periodo de prueba ni contrato temporal, que son otro cantar). Sigue leyendo

Embarazada en Suiza II: elección de pediatra, matrona y hospital

Y ya van 185 días. O 26 semanas y pico. O 6 meses y medio, como siempre me juré que respondería cuando me preguntaran (seamos realistas, ¿quién calcula el tiempo en semanas?). Como lo queráis ver, a casi 3 meses de obtener el título oficial de “mamá”, me encuentro bien, los días se me siguen pasando en un abrir y cerrar de ojos, estoy disfrutando bastante de cada nueva experiencia y, junto con marido, seguimos descubriendo los intríngulis típicos del proceso.

Por hacer un update a nivel médico -que quizá agradezcan futur@s mamás y papás en Suiza-, sigo acudiendo a mi ginecóloga cada 3 o 4 semanas para someterme a un análisis de sangre y orina, control de tensión y peso, turno de preguntas y respuestas, y la ecografía para hacer las mediciones correspondientes y ver cómo va nuestro peque (lo más emocionante de todo!!!).

Leer “Embarazada en Suiza I: primeros pasos”

Además, como corresponde a estas alturas del embarazo, hace unos días me sometí a la prueba de glucosa, por la cual determinan si una sufre diabetes gestacional o no resultó ser la terrible experiencia que algunas personas me habían relatado: las extracciones de sangre son normales y corrientes, el agua con azúcar que hay que ingerir es perfectamente tolerable y lo más incómodo del test es la espera, así que podéis estar muuuuy tranquilas. Sigue leyendo