Viajar desde Suiza: nuestra ruta en coche por Sicilia (I)

Si pudiera extenderme todo lo que quiero en el titular de este post, éste habría sido: “Viajar desde Suiza con vuelo directo a Sicilia para ruta en coche por la costa de Catania y hasta Palermo, incluyendo planes con o para niños y disfrutando de unos días de sol, playa, montaña, comida exquisita y gente encantadora”.

¡Y ya os lo he dicho todo! Pero creedme, Sicilia es mucho Sicilia y merece la pena profundizar para contaros la maravillosa semana que pasamos en familia, viajando con nuestro peque de casi 2 años y recorriendo en coche parte de esta isla italiana perfecta para disfrutar de unas vacaciones o una escapada de 10 (y, como comentaba, con una excelente conexión con Suiza).

¿Queréis conocer nuestra ruta, qué visitamos, dónde nos alojamos, qué comimos, dónde… y recibir algunos buenos consejos para vuestro futuro viaje a Sicilia? Pues vamos a ello 🙂

De Suiza a Sicilia: vuelo directo a Catania

En Sicilia hay dos aeropuertos internacionales: uno en las inmediaciones de Palermo, la capital, ubicada en el noroeste de la isla; y otro cerca de Catania, en plena costa este. Tanto Zurich como Ginebra y Basilea ofrecen vuelos directos a Catania (desde Zurich, volando miércoles o viernes tanto de ida como de vuelta; desde Ginebra, domingos y viernes, y desde Basilea, lunes, miércoles y sábados) y a Palermo desde Zurich en temporada alta (gracias Ana) o con escala el resto del año.

En nuestro caso, decidimos volar a Catania aprovechando vuelo directo… pero regresar desde Palermo haciendo escala en Roma, para visitar la ciudad antes de abandonar la isla.

Nuestra ruta en coche de alquiler: Catania, Siracusa, Taormina y Palermo

Día 1: Nada más aterrizar en Catania, recogimos el coche que habíamos alquilado y nos dirigimos hasta Ortigia (a una hora de distancia, más o menos), el centro histórico de Siracusa ubicado en una pequeña isla conectada al resto de la ciudad por un par de puentes.

Allí nos alojamos en Casa Isoletta, un apartamento muy bien situado cerca del centro de la isla y de un parking, 100% funcional con un par de camas de matrimonio en litera, salón, cocina y baño (50 EUR/noche en total).

Como ya era tarde, dimos un pequeño paseo y cenamos una pizza (cómo no!) en un sitio que resultó todo un acierto por su calidad, variedad y precio: Sicily Pizzeria & Lounge Bar, en la Calle Cavour, que bautizamos como “la calle de los sitios guays para comer y beber en Ortigia” 🙂

Día 2: nuestro segundo día en Sicilia lo dedicamos a recorrer Ortigia y conocer esta pequeña isla en profundidad. Y solo puedo decir que nos encantó de punta a punta. Además, tuvimos la suerte de comer frente al mar en un sitio de pescado y marisco es-pec-ta-cu-lar: A Levante. Al peque le pilló domingo así que el pobre se lo perdió, aunque nosotros comimos muy tranquilos 😛

Por la noche, y porque nos habíamos quedado con ganas de más, volvimos a nuestra calle de los sitios guays para cenar en la Pizzeria Schiticchio, súper recomendado. Nos pusimos las botas.

Día 3: Dejamos Ortigia y pusimos rumbo a nuestro próximo destino, parando antes de salir de Siracusa en el Parque Arqueológico de la Neapolis, un espacio protegido que alberga algunas de las ruinas griegas y romanas más importantes de la isla (y del mundo, ojo). Un auténtico MUST en la zona, del que podéis obtener más info y ver algunas fotos en esta fantástica entrada de Mochileando por el mundo.

Tras recorrer el parque al completo con mucha calma, lo que nos llevó un par de horas, condujimos hasta Catania para comer y dar un paseo por el centro, que nos gustó mucho (aunque la ciudad nos dio la impresión de no ofrecer mucho más). En el también archirecomendado Restaurante La Quartara, disfrutamos de un plato de pasta tradicional de la zona: pasta con bacon y pistacho, el producto estrella de la isla, que nos supo a gloria bendita.

Bien entrada la tarde llegamos a Taormina, una de las poblaciones más bellas y turísticas de toda Italia, además de un estupendo campamento base para disfrutar de alguna de las mejores playas de la isla y, cómo no, del majestuoso volcán Etna, el volcán activo más grande de Europa. Interesante, no?

Si queréis saber qué tal nos fue en la segunda mitad de nuestro tour por Sicilia, no te pierdas la próxima entrada, que estará en tu correo antes de lo que esperas 🙂

Continuerà, miei cari amici…

6 pensamientos en “Viajar desde Suiza: nuestra ruta en coche por Sicilia (I)

  1. Hola Sara. Sí hay vuelos directos de Zürich a Palermo con SWISS pero solo en temporada alta es decir de junio a más o menos mediados de octubre. Yo volé a principios de octubre con mi familia hasta Palermo 🙂😉 amamos Sicilia…

  2. Pingback: Viajar desde Suiza: nuestra ruta en coche por Sicilia (II) | Living la vida en Suiza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s