Mi experiencia de parto en Suiza (III y último capítulo :P)

Y ahí estaba yo, rodeada de matronas y ginecólogas que ni sabían de dónde venía la sangre, ni qué podía ser…

Y lo cierto es que yo me encontraba bien, las constantes del gordito eran buenas y todo parecía normal, así que finalmente decidieron esperar, dejándonos sobre aviso: si las constantes empezaban a caer me harían una cesárea de urgencia en la que, al igual que en un parto natural, me podría acompañar mi pareja y haría el “piel con piel” (algo que en España no es posible en caso de cesárea, ojo).

Una matrona aparecía cada 5 minutos para asegurarse de que todo iba bien. Tras horas de contracciones, el enema, el calmante y los vómitos… mi cara era un poema. ¿Todo esto para acabar en cesárea? En un momento dado perdimos el pulso de gordito porque el monitor, pegado a mi barriga, se había movido. Yo estaba tranquila porque tenía claro que todo iba bien, pero una vez más la reacción de matronas y ginecólogas fue impecable: rápida, tranquila y eficaz.

Finalmente, me colocaron bien el monitor y las constantes de mi bebé de las nieves volvieron a la pantalla. Todo iba bien. Cuando me volvieron a revisar, el sangrado había desaparecido, así que corrimos un tupido velo y seguimos adelante: centímetro a centímetro. Sigue leyendo

Anuncios

Mi experiencia de parto en Suiza (I)

Queridas amigas embarazadas en Suiza, vosotras lo sabéis mejor que nadie: si algo obsesiona a toda embarazada es el momento parto; pero si además va a tener lugar en un país que no es el nuestro, en otro sistema sanitario y puede que hasta en otro idioma… las dudas y miedos se disparan hasta no dejarnos dormir por las noches (con permiso de la acidez, la barrigota y/o las pataditas de rigor).

Al menos ese fue mi caso. Más allá de querer estar bien informada sobre el proceso en sí, recuerdo haber pasado horas y horas buscando información relacionada con “parir en Suiza”, en concreto experiencias reales de mujeres que hubieran dado a luz en Suiza.

En solidaridad con mi yo pasado y con vosotras, y a tenor de lo poquito que encontré, hoy, casi un año después del que fue mi momento parto, quiero compartir mi experiencia desde la preparación -la información que recibí, las opciones entre las que pude elegir…- hasta el propio parto. Una experiencia que os adelanto -spoiler para impacientes- que fue muy buena 🙂 Sigue leyendo

Embarazada en Suiza III: actividades y servicios para un buen parto

Hola a tod@s! Tras un par de meses dedicada al cuidado de mi bichito, vuelvo al ruedo bloguero para seguir compartiendo con vosotr@s mis descubrimientos, experiencias y todo aquello que merezca la pena ser contado 🙂 ¿Me habéis echado de menos? 😛

Como avanzaba en anteriores artículos, y aprovechando que la información sigue fresca en mi cabeza, hoy me propongo compartir con vosotr@s aquellas actividades o servicios en el entorno de Zurich (extrapolables al resto de Suiza, seguro) que me resultaron de gran ayuda de cara a prepararme a nivel físico y mental para el parto, del que por fortuna guardo buen recuerdo.

  • Otros artículos relacionados con “estar embarazada en Suiza” aquí

Porque si algo es importante a la hora de estrenar maternidad es prepararse, amigas (y papás acompañantes interesados en el bienestar de vuestra pareja y retoño), empezando por el momento en el que nuestr@ peque viene al mundo.

Actividades y/o servicios PRE PARTO en Zurich y alrededores Sigue leyendo

Embarazada en Suiza: derechos laborales antes y después de dar a luz

“¿Cuándo debería comunicarle a mi jefa que estoy embarazada? ¿Cuáles son mis derechos durante el embarazo? ¿Cuál es la duración del permiso de maternidad y qué “salario” me corresponde? ¿…?”.

Entre las primeras dudas que asaltan a toda mujer embarazada no faltan las relacionadas con el empleo. Por eso he decidido dedicar un artículo a responder todas esas preguntas y exponer los derechos que amparan a toda mujer trabajadora al quedar embarazada y después de dar a luz, en este caso en Suiza.

“Estoy trabajando y me he quedado embarazada: ¿y ahora qué?”

Pues ahora nada, no hay de qué preocuparse. Lo primero que hay que tener claro es que una mujer embarazada no puede ser despedida ni durante el periodo de gestación, ni en las 16 semanas posteriores al parto (situación que no incluye periodo de prueba ni contrato temporal, que son otro cantar). Sigue leyendo