Rarezas suizas: la Ley del Felpudo

Bueno, pues ya estamos instalados en nuestro nuevo hogar! Sé que no os lo había contado pero es que ha sido todo tan, tan rápido que no me ha dado tiempo 🙂 Este pasado fin de semana nos mudamos a un apartamento en el portal de al lado, literalmente, y gracias a la cercanía el cambio ha sido rápido y relativamente indoloro.

Unas cajas por aquí, unas bolsas por allá… y ya estamos disfrutando de las ventajas del nuevo apartamento (más espacio, una habitación más, el aseo extra, lavadora y secadora en casa…) y sufriendo alguna que otra pega en forma de –oh, sorpresa– VECIN@S y normas que nos siguen dejando ojipláticos.

Y es que el mismo domingo pasado, primer día que habitamos oficialmente en el nuevo apartamento, alguien nos dejó en el buzón una hojita en alemán -porque para qué van a llamar a la puerta y comentarlo en persona, podría ser incómodo, inapropiado, arriesgado, peligroso, contagioso, loco, inmoral, innecesario, incluso MORTAL-  con instrucciones, agarraos, en relación al felpudo y su legítimo uso.

La Ley del Felpudo

Leyendo la traducción de Google Translator no podía dejar de pensar que tenía que ser una broma, la típica broma que te gastan los vecinos cuando te acabas de mudar para romper el hielo, entrar en conversación y echarse una risas –qué susto joder, ya pensaba que estábais todos loquers y tal… jaja… jaja…– pero NEIN, estando en Suiza las posibilidades de que algo así sea una broma se reducen a 0. No había de otra: estábamos ante una Ley del Felpudo.

Si sabéis alemán ya estaréis desternillados de la risa y/o flipando en colores. Para l@s que no, procedo a explicar brevemente la Ley del Felpudo de esta nuestra nueva comunidad vecinal:

  1. Solo es posible poner felpudo en tu puerta (ocupando un VALIOSÍSIMO e insustituible espacio en la zona común y de paso, OMG) en el caso de que todos los vecinos de planta tengan un felpudo en sus puertas.
  2. En caso de que así sea, el felpudo deberá ser el mismo modelo que el del resto de vecinos por “razones visuales” (esta parte me encaaaanta).

Las aclaraciones adicionales también valen oro: hasta el momento, solo los vecinos del ático tienen felpudo. Me imagino las horas de conversaciones, el referéndum FELPUDO SÍ vs FELPUDO NO, el debate encarnizado para consensuar el modelo… ¿o lo habrán resuelto a través de notitas de buzón a buzón?

ENCUESTA: ¿Bye bye felpudo o revolución?

Además de este maravilloso post, la Ley del Felpudo me ha brindado una amena conversación con mis amiguis de la que ha salido una interesante propuesta: LA REVOLUCIÓN DEL FELPUDO.

¿Y vosotr@s? ¿Qué pensáis? ¿Quitamos el felpudo O la liamos parda contrariando una de las leyes fundamentales y sello de años de paz y concordia vecinal de esta nuestra nueva comunidad? Además de esta aberración y de la que prohíbe tirar de la cadena a partir de las 10 de la noche (que no conozco comunidad alguna en la que se aplique, todo hay que decirlo), ¿sabéis alguna otra ley de esta nivel o incluso que más absurda, si es que es posible?

Y lo más importante, ¿de verdad vamos a tener que renunciar a esta monada de felpudo? #lloro

Igual si ponemos uno con la banderita suiza… LOL

Besos y abrazos!

Anuncios

8 pensamientos en “Rarezas suizas: la Ley del Felpudo

  1. Jajajajajaja, me orinooooo!!! La manía esta de andar con notitas para comunicarse entre vecinos me lleva loca. Tu felpudo es monérrimo, no puedo entender nada 😂😂😂. Eso sí, yo con tal de disfrutar de la torre de lavado (y de la pisci!) en casa renunciaba al felpudo con los ojos cerrados. Suerte con el vecindario, guapa!

  2. Esto es difícil de procesar y de entender. En qué puede afectar que tu felpudo tenga un corazón y el de tu vecina tenga un perro??? El espacio “vital” que ocupa el felpudo es crucial para el desarrollo de actividades de la comunidad?. Quién se tomó el tiempo de elaborar un tratado para regular el uso del felpudo?. Si deciden proceder con la #revolucióndelfelpudo, cuáles serían las potenciales consecuencias a las que se enfrentarían?. Estas son las preguntas que rondan mi cabeza después de leer esta historia tan inverosímil.

  3. Esto es de risa, estos suizos jams dejarán de sorprendernos… Yo lo dejaría puesto 😝 De todas formas, el felpudo me encanta y mi comunidad lo recibiría felizmente. 😘

  4. Creo que deberías regalarle un felpudo a todos tus vecinos de piso. El mismo a todos, no dices nada solo ponerlo enfrente de sus puertas. 😂😂

  5. Para vuestra tranquilidad, en nuestra comunidad (cooperativa de viviendas) todos los vecinos tenemos el mismo felpudo, propiedad de la casa. Si alguien pone uno algo diferente, que no llame demasiado la atención, no pasa nada? Se ve que llevais poco tiempo por aquì, ya os iréis acostumbrando a estas cosas. Suiza y España, son dos mundos muy diferentes. Es así.

  6. Pues yo tuve un cierto conflicto con el tema y ahora entiendo el porqué… yo puse un felpudo provocativo, por lo que ahora deduzco, extra grande comparado con el de mis vecinos, y la cotilla de abajo se quejó amargamente de mi despropósito revolucionario y anti-sistema…

    Y fíjate tu, hasta hoy no he sabido el porque… 👍😜

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s