“Ayudamos a hispanohablantes a aprender alemán de forma rápida, sencilla… y hasta divertida”

Hace unas semanas os comentaba el drama que supone aprender alemán en Suiza, país plurilingüe en el que para más inri se habla una amplia variedad de dialectos germánicos agrupados bajo el nombre de Schwyzerdütsch. Tela marinera. En el artículo, os hablaba de las dificultades para practicar, lo caro y sacrificado que es asistir a clases… pero, yendo un paso más allá, empecé a preguntarme: ¿cuál es la solución a todos estos problemas?

Y como españolita residente en Suiza e interesada en aprender alemán que soy, me dispuse a investigar para encontrar alternativas y dar con alguna forma de facilitar mi aprendizaje. Y buscando, buscando… ¡he hecho un amigo alemán! ¡Un alemán de Alemania! ¡Albricias!

Bromas aparte, hoy estreno la sección ENTREVISTAS de este mi querido blog y os presento a Henry de todoaleman.de que, además de alemán y un tipo encantador -y muy listo, que vive en Sevilla tan ricamente-, es profe de alemán y fundador del primer instituto de alemán online especializado en la enseñanza del idioma a hispanohablantes.

¡Hola Henry! Por romper el hielo, cuéntanos un poco sobre ti. ¿Qué hace un hamburgués en Sevilla? 🙂 

“Moin moin, Sara!” -así se saluda en el norte de Alemania-. Lo primero, muchas gracias por la invitación, es un placer estrenar tu sección ENTREVISTAS con un tema que, estaremos todos de acuerdo, es súper importante para nuestra vida cotidiana.

Volviendo a tu pregunta, se podría decir que llegué a Sevilla huyendo del frío y de la lluvia, supongo 🙂 Nací en un pequeño pueblo a 60 kilómetros al norte de Hamburgo, un lugar en el que, aparte de muuuchas vacas y el mayor festival de música metal del mundo una vez al año, no había mucho que explorar. Como soy muy aventurero y espontáneo (sí, es posible siendo alemán) y quería conocer el mundo, diferentes culturas y personas… estudié en la Universidad, me enamoré del español, viví medio año en Buenos Aires y regresé con muchas ganas de que el idioma formara parte no sólo de mi vida personal, sino también profesional.

Así, como profesor de alemán decidí fundar todoaleman.de para ayudar a los hispanohablantes a aprender nuestro hermoso idioma de forma rápida y sencilla. Y como nuestros cursos se desarrollan online (aunque en vivo, como os explicaré más adelante), puedo aprovechar la ocasión para vivir en la preciosa Sevilla e intentar aprender a bailar bachata. ¡Imagínate! Un alemán bailando bachata xD

Henry, ¿Cómo empezó esto de todoaleman y por qué decidiste especializarte en alumnos hispanohablantes?

Cuando empecé a estudiar español, experimenté todos los problemas que conlleva el aprendizaje de un nuevo idioma: la frustración de no entender la gramática (madre mía, el subjuntivo), la falta de pedagogía en clase, la desmotivación y la sensación de no avanzar ni de disfrutar del aprendizaje…

Siendo profesor de alemán, trabajo que realmente me apasiona, me propuse cambiar esta realidad y hacer que el aprendizaje del alemán fuera menos arduo, más sencillo y más divertido para los hispanohablantes. Personalmente, me encanta que muchos españoles y latinoamericanos vivan en Alemania, Suiza y Austria. Siento que la diversidad y riqueza de sus culturas realmente contribuye a una sociedad y convivencia más diversa e interesante. También sé también que el idioma es la clave de éxito para vivir bien en los países germano parlantes.

Y así fue como concebí todoaleman. Nuestra misión es que todos los hispanohablantes, estén en Alemania, Suiza, Austria o cualquier otro lugar del mundo puedan aprender alemán en cursos perfectamente adaptados a sus necesidades para vivir y construir la vida que se merecen, por la que luchan y con la que sueñan. Yo personalmente me siento honrado de poder formar parte de esto.

Al lío, ¿cuáles son los mayores problemas que tenemos para aprender alemán y qué técnicas nos recomiendas para ponerle solución? ¿Deberíamos leer más? ¿Ver Juego de Tronos en alemán?

¿Crees que se puede aprender alemán online igual de bien que en las clases presenciales?

Yo estoy seguro de que es el futuro del aprendizaje de los idiomas. Sin embargo, lo que se había ofrecido online hasta el momento eran solamente apps y programas que hacen que el aprendizaje sea muy solitario y poco personal. ¿Quién quiere aprender un idioma con una máquina, si puedes aprender con otros alumnos igual de motivados de todo el mundo? A mí me gusta la dinámica en clase y la experiencia de aprender y avanzar con un grupo y celebrar juntos los éxitos, pero no me gustan todas las desventajas que suelen tener clases presenciales: muchos alumnos en clase, métodos bastante anticuados con libro y pizarra, poco tiempo para dudas y para practicar la expresión oral. Además, ¿qué pasa si te pierdes una clase? Y tener que ir a una escuela de idiomas y luego regresar a casa, atravesando toda la ciudad, después de un día largo puede resultar agotador…

Por eso estoy tan ilusionado por nuestro método: tenemos las grabaciones de vídeo de las clases para que nadie se quede atrás o para que los alumnos puedan repasar las explicaciones del profesor las veces que quieran. “Mi perro se ha comido mis deberes” es una excusa que ya no funciona porque todo el material didáctico se encuentra online en la plataforma de aprendizaje, y podemos acceder a él a través de la app dónde y cuándo queramos…en el parque, el bus o en la bici (aunque no lo recomiendo en la bici). También me encanta el aula virtual donde se desarrollan las clases. Si alguien teme imágenes pixeladas y compañeros a los que no se puede entender… nada de eso! Usamos una tecnología con la que tenemos audio y vídeo de alta calidad por lo que la comunicación es como si estuviéramos en la misma habitación.

Henry, cuéntame más de este método de enseñanza. ¿En qué consiste?)

Recuerdo muy bien un curso de español en mi tiempo en Argentina. ¿Por qué lo recuerdo después de 7 años? Porque la profesora impartía unas clases increíblemente amenas de forma apasionada y paciente, e hizo que fuéramos un grupo de verdad donde los alumnos se apoyaban mutuamente, se motivaban y se ayudaban. Era como estudiar con buenos amigos. El resultado fue que aprendí un montón porque siempre estaba motivado y con ganas de avanzar. ¡Me parece que esa es la fórmula secreta!

En nuestros cursos los profesores vivimos nuestra pasión por el alemán, transmitimos nuestra convicción de que el alemán es fácil y a través de mucha paciencia (esto es muy importante para nosotros), energía positiva y un desarrollo interactivo de las clases conseguimos que automáticamente se origine una dinámica grupal muy positiva. Está claro que si te diviertes y el ambiente es relajado, se pierde el miedo a cometer errores y podemos hablar sin vergüenza. ¡Esto está simplemente genial!

Por supuesto, hay que explicar bien la gramática, domar a la bestia que es la gramática alemana. Bueno, la verdad es que sólo es un perrito pequeño 🙂 Siempre abordamos la gramática de forma metódica, estructurada y con suficientes ejercicios en los que ponemos a práctica directamente lo aprendido. Muchos son ejercicios orales para además entrenar la expresión oral. Lo que adicionalmente considero fundamental es el hecho de que todos los profesores hablamos alemán y español, y tenemos muy buenos conocimientos en ambas gramáticas. Comparamos entre los idiomas y de este modo podemos dar unas explicaciones  sencillas. Y siempre hay tiempo para aclarar dudas o explicarlo otra vez.

¿Qué otras herramientas de aprendizaje utilizas para ayudar a tus alumnos?

A mí me encanta el grupo de estudio que tenemos para cada curso en Whatsapp. Nuestros alumnos me han comentado que por el grupo de estudio siempre están en contacto con el alemán y de este modo no les cuesta hacer los deberes y ponerse a estudiar. Además, es esta sensación genial de estudiar todos juntos y hacer progresos todos juntos. ¡Esto resulta muy motivador!

En el grupo los alumnos pueden chatear en alemán y el profesor corrige los errores. Se comparten recursos, consejos de aprendizaje, se echan unas risas o simplemente se escribe sobre aspectos de la vida cotidiana. Los profesores aprovechamos esto para llevar a cabo proyectos didácticos en el grupo. El otro día en un curso B1 les puse a mis alumnos el reto de enviar 24 mensajes de voz en una semana. Si ganaban la “apuesta” habría una recompensa. Los alumnos enviaron más de 30 mensajes de voz hablando en alemán. ¡Fue simplemente genial! Queremos que aprender alemán no se sienta como tal.

Para todos los cursos tenemos además proyectos didácticos, como la lectura de un libro adecuado al nivel de dificultad. También tenemos proyectos en los que los alumnos trabajan con medios audiovisuales, como por ejemplo ver una película en alemán y escribirle una carta al protagonista en respuesta.

¿Qué recomendarías a los estudiantes de alemán en Suiza, país donde no es fácil practicar y cuesta alcanzar un buen nivel?

Me despido de todos los lectores y espectadores de la vida en Suiza, ha sido un gran honor poder compartir mi opinión con ustedes. No duden en ponerse en contacto con cualquier consulta, abajo les dejamos mi información de contacto.

Un abrazo a todos y a ti, Sara, y que los artículos der, die, das les acompañen!

Eso, eso! Que nos acompañen… y que se queden con nosotros para siempre xD Gracias Henry, un abrazo y hasta pronto 🙂

2 pensamientos en ““Ayudamos a hispanohablantes a aprender alemán de forma rápida, sencilla… y hasta divertida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s