“Ayudamos a hispanohablantes a aprender alemán de forma rápida, sencilla… y hasta divertida”

Hace unas semanas os comentaba el drama que supone aprender alemán en Suiza, país plurilingüe en el que para más inri se habla una amplia variedad de dialectos germánicos agrupados bajo el nombre de Schwyzerdütsch. Tela marinera. En el artículo, os hablaba de las dificultades para practicar, lo caro y sacrificado que es asistir a clases… pero, yendo un paso más allá, empecé a preguntarme: ¿cuál es la solución a todos estos problemas?

Y como españolita residente en Suiza e interesada en aprender alemán que soy, me dispuse a investigar para encontrar alternativas y dar con alguna forma de facilitar mi aprendizaje. Y buscando, buscando… ¡he hecho un amigo alemán! ¡Un alemán de Alemania! ¡Albricias!

Bromas aparte, hoy estreno la sección ENTREVISTAS de este mi querido blog y os presento a Henry de todoaleman.de que, además de alemán y un tipo encantador -y muy listo, que vive en Sevilla tan ricamente-, es profe de alemán y fundador del primer instituto de alemán online especializado en la enseñanza del idioma a hispanohablantes. Sigue leyendo

El drama de aprender alemán en Suiza

Emigrar a otro país implica toda una serie de retos que, con más o menos facilidad, poco a poco se van superando.  En el caso de Suiza, incluso en mayor medida que en cualquier otro país germanoparlante, el idioma ocupa una indiscutible posición en el top 5 de dificultades, ya no solo para integrarse o hacer amigos, sino en el simple y llano día a día.

Como suele pasar, al principio no fui del todo consciente. Llegué a Suiza, me apunté a mi cursito de alemán nivel 0 y por un tiempo llegué a pensar que la cosa no era para tanto, que otr@s lo habían logrando antes que yo y que quizá algún día podría contar con orgullo: “y así, amiguis, es cómo aprendí alemán…”.

La dicha me duró hasta la mitad del B1, aproximadamente. Y 6 años después, tras superar el temido choque cultural, la búsqueda del primer trabajo y hasta mi primera mudanza en Suiza… tengo más claro que nunca que, aunque aprender hay que aprender, Suiza no es país para aprender alemán. ¿Queréis saber por qué? Sigue leyendo