Suiza y el espíritu navideño

En vista de que las Navidades están a la vuelta de la esquina, hace días compartí en mi página de Facebook un post que escribí allá por 2014 sobre tradiciones de la Navidad suiza. Por pura nostalgia, me dispuse a releer el artículo y cuál no sería mi sorpresa al descubrir que empezaba diciendo “Lo confieso: no soy muy fan de la Navidad”. WTF??? Pero si a mí me encanta la Navidad…

Y es que a veces pasa. Releo algo que escribí hace un tiempo y descubro que ya no me representa, que yo ya no soy ese yo. Es otra, mi yo del pasado. A veces mejor, a veces peor… y, en este caso, muy a mejor.

A día de hoy, lo digo alto y claro, ME ENCANTA LA NAVIDAD 🙂 Incluso me resulta difícil recordar que no me gustara o justificar por qué. El caso es que, da igual, en algún momento me reconcilié con las Navidades y empecé a disfrutarlas intensamente. Y creo que Suiza ha tenido mucho que ver… Sigue leyendo

Anuncios

Volver a casa por Navidad… o no! (y que no sea un drama)

keep-calm-christmas-6x10-hoop“Vuelveeeee, a casa vueeeelve…”

Desde hace mucho, mucho tiempo -antes incluso de que una marca de turrón instituyese la banda sonora por excelencia de estas fechas-, la Navidad ha sido y es el momento del año en el que todo emigrante que se precie desea volver a casa para estar los suyos y disfrutar de unos días de calor de hogar.

Incluso ahora, cuando la religión y tradiciones más arraigadas han dejado de tener el peso que tenían antaño, el significado místico que le damos a la Navidad y el deseo de volver a casa siguen intactos, como si de algo sagrado se tratase.

Siendo sinceros, si desvinculamos Navidad y religión / tradiciones, ¿qué hace estas fechas más especiales que el resto del año? ¿Acaso no disfrutamos de los encuentros familiares cuando vamos de visita en verano o Semana Santa? Ya sea por costumbre o porque nos bombardean con mensajes de paz y amor desde mediados de octubre, en estos días se sigue imponiendo la idea de que ir a casa es un must, algo de cuasi obligado cumplimiento.

No me malinterpretéis. Me encanta la Navidad (ahora más que hace unos años, lo confieso) e irme “a casa” en estas fechas. Me muero por ver a mi familia y amigos. Pero no sabría deciros si más o menos que en cualquier otro momento del año. Porque, seamos sinceros, unas Navidades en familia también se las traen, eh? Y al fin y al cabo no deja de ser un poco lo mismo de todos los años. Así pues, en honor a aquellos que no pueden viajar para ver a los suyos, hoy me he propuesto… Sigue leyendo