Fiestas y tradiciones suizas: el Sechseläuten y la quema del Böögg

Una de las fiestas más esperadas cada año en Zürich es el Sechseläuten, una fiesta de origen medieval que se celebra cada mes de abril para decir adiós al invierno, dar la bienvenida a la primavera y, lo más interesante, intentar predecir si el verano será bueno o malo.

La fiesta, que dadas las fechas se celebra en muchas ocasiones pasada por agua, comienza con la conocida “Zug der Zünfte” o procesión de gremios, en la que personas organizadas por profesiones desfilan con vestimentas típicas de la edad media hasta llegar a la Sechseläutenplatz (la plaza del Palacio de la Ópera).

desfile bööggA las 18.00 h., en la misma plaza, arranca el que es el momento culminante de la fiesta, cuando prenden fuego a una figura de un muñeco de nieve llamado Böögg (en la ciudad de Zürich “hombre enmascarado o disfrazado”) que previamente han rellenado de pólvora y petardos, al más puro estilo de las Fallas de Valencia.

böögg 1

Y aquí viene lo interesante del asunto: de acuerdo con la tradición popular, el tiempo que transcurre desde que se prende fuego a la base de la pira hasta que explota la cabeza del Böög, determina qué tan bueno o malo será el siguiente verano.

böögg 2b böögg 3

Por ejemplo, si el Böögg tarda relativamente poco en quemarse significa que el verano será bueno. En 2014, la cabeza del muñeco tardó 7 minutos y 23 segundos en explotar, lo que augura un buen verano. Pero en 2008 tardó más de 26 minutos en arder y ni siquiera llegó a explotar, lo que predijo el peor de los veranos.

Desgraciadamente, los avances tecnológicos han restado romanticismo a la tradición porque, como os podréis imaginar, hoy en día es fácil saber si los buenos o malos augurios se cumplen o no. Por si alguien todavía duda… no, no se cumplen.

De hecho, una de las personas con las que asistí a mi primera quema del Böögg me contó que uno de sus profesores había comprobado si se cumplía o no lo que dictaba la quema del muñeco (sí, hay gente para todo). Y la respuesta es que la realidad sigue superando a la ficción y, hoy por hoy, la quema de una figura no puede predecir ni el tiempo ni nada. ¿Decepcionados?

Sea cual sea la predicción, la fiesta siempre acaba de la mejor de las maneras: con una improvisada barbacoa aprovechando las ascuas del Böögg quemado. Cada persona lleva sus salchichas y se monta una cena espontánea con amigos y vecinos. Ñam 

Un poquito de historia para comprender el Sechseläuten y la quema del Böögg

El nombre de la festividad, que literalmente significa “toque de campanas a las 6”, hace referencia a una tradición medieval que se remonta a 1525 cuando el fin de la jornada de trabajo se retrasó de las 5.00 a las 6.00 h. de la tarde. Para que todo el mundo tuviera claro el cambio de horario, el fin del día de trabajo se marcada con el toque de las campanas de la catedral, que sonaban cada día a las 6.00 h. en punto.

Pero, ¿y la quema del Böögg? Al parecer responde a la costumbre pagana de quemar una figura representando el invierno para decirle adiós al frío y dar la bienvenida a las buenas temperaturas.

La quema del Böögg en tu propia casa

Para los que quieran quemar su propio Böögg en casa y saber si se cumple o no la tradición, por 78 CHF es posible comprar el pack aquí: http://www.xn--pocket-bgg-lcba.ch/. Curioso, ¿no?

Anuncios

8 pensamientos en “Fiestas y tradiciones suizas: el Sechseläuten y la quema del Böögg

  1. Ey, yo también estuve en la plaza ayer, bajo la lluvia, pero tenía tantos paraguas delante mío que apenas vi al muñecote quemarse. Muy bonita tu entrada. De todas formas, sea cierto o no, espero que este año el Böog tenga razón….

    • Gracias, guapa!! A mi resultó un poquito difícil verlo, pero cuando empezaron a quemar al Böögg mucha gente cerró su paraguas y eso facilitó las cosas. Pero bueno, como bien dices lo importante es que tenga razón… jeje

  2. He vivido en Suiza durante algunos años y me encanta la tradición de el Sechseläuten. La has explicado muy bien. Yo cuando estaba allí siempre me acordaba de la Noche de San Juan 🙂 y del comienzo del verano. Te felicito por tu blog. Me pasaré por aquí con más frecuencia 🙂 Un saludo. Livia.

  3. Pingback: 10 truquillos para volver a enamorarse de Suiza | Living la vida en Suiza

  4. Pingback: 2014: el año que vivimos (y sobrevivimos) en Suiza | Living la vida en Suiza

  5. Pingback: 2016: ¿el peor verano de la historia en Suiza? | Living la vida en Suiza

  6. Pingback: ¿Cómo nos afecta a nivel biológico la llegada de la primavera? – MasFeed

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s