Mi experiencia en un campo de tiro: disparando por primera vez

img_5620-copyNunca me han gustado las armas. Puede que esta declaración os resulte extraña considerando que voy a contaros mi experiencia disparando un arma de fuego por primera vez, pero siempre he sido muy de probarlo todo.

Por eso cuando marido me propuso ir a un campo de tiro para disparar con uno de sus compis de trabajo, aficionado a las armas y socio de un club de tiro en Sankt Gallen, acepté sin pensarlo demasiado. Buena o no tanto, sería una nueva experiencia y una gran oportunidad para conocer de primera mano la cultura de las armas que impera en Suiza (e intentar entenderla, de paso).

Dicho y hecho, pusimos fecha a la cita y el día elegido nos encontramos en la puerta del campo de tiro. Lo primero que me sorprendió al llegar fue el ambiente “bélico” de la recepción, que dejaba muy claro donde estábamos y a qué habíamos venido: además de un mostrador con munición para invadir Austria, en la misma entrada había un cañón del tamaño de una vaca suiza. Y eso, lo admito, me puso un poco nerviosa. Sigue leyendo

Suiza y la afición a las armas de fuego

fotolia_1173555_xsMuy pocos lo saben pero Suiza es el país con mayor número de armas por habitante de Europa y el tercero a nivel mundial, sólo por detrás de Estados Unidos y Yemen. ¿Sorprendidos?

Pues así es. El país neutral y pacifista por excelencia, mediador en conflictos internacionales, es también uno de los grandes aficionados a la tenencia de armas de fuego y a la práctica de tiro, ya sea con una escopeta, una ametralladora… o incluso un cañón de los que salen en las películas.

Aunque no hay cifras oficiales (ya que en Suiza no es obligatorio registrar las armas de fuego que se tienen o se compran), se estima que actualmente hay unas 46 armas por cada 100 habitantes en Suiza, sin tener en cuenta escopetas ni pistolas de caza o para práctica de tiro deportivo.

En total, hablamos de unos 2,3 millones de armas en manos de la ciudadanía en un país que no llega a los 8 millones, aunque otras fuentes indican que la cifra podría incluso superar los 3 millones de armas. Telita. Sigue leyendo