Nuestro primer envío de cajas de España a Suiza

Ya van 215 días / casi 8 meses de embarazo y, si en algo notamos que se acerca el momentazo gran-momento, además de mi prominente barriga, es en que todo el mundo nos pregunta eso de “¿qué? ¿ya lo tenéis todo?”.

Y es que amig@s, como bien sabéis los que sois mamás y papás, la llegada de un bebé implica muchas cosas, por no decir muchas COMPRAS. Pero muchas. Desde el carrito de paseo hasta la sillita para el coche, pasando por la mochila de porteo, el cambiador portátil y la almohada de lactancia. Y me quedo corta.

Por eso cuando familiares y amig@s se lanzaron a ofrecernos todo tipo de artículos y ropita para el bebé en régimen de préstamo y/o préstamo indefinido no pudimos más que alegrarnos, no sólo pensando en el ahorro que nos iba a suponer sino también en las tardes de shopping de las que me iba a librar. Y es que nunca me ha gustado ir de compras, y menos en alemán. Sigue leyendo

Anuncios

Operación Mudanza: aterriza como puedas

CaptureMudanza. La sola mención de la palabra ya provoca escalofríos. De hecho, pocas palabras tienen la capacidad de despertar sentimientos cercanos al terror de manera tan rápida y efectiva. Sobre todo si una mudanza planea en nuestro horizonte temporal. Y si es internacional ni te cuento.

Y es que la palabra mudanza, además de “recoja sus cosas y muévalas de sitio”, es sinónimo de cambio, de nueva etapa, de incertidumbre, ilusión y esperanza… pero siendo realistas es, sobre todo, sinónimo de “la que me espera”, “a ver qué pierdo esta vez” y de agotamiento físico y mental sin parangón.

Se nota que me he mudado unas cuantas veces, ¿no? 🙂 En base a mi experiencia, a la hora de mudarse lo mejor es a) enmarronar pedir ayuda a familiares y amigos y b) contratar a profesionales. Y es que, sobre todo lo segundo, sale a cuenta para que el proceso sea lo menos traumático posible y sobrevivan la mayor parte de los objetos implicados. Especialmente nuestros nervios, que esos son irreemplazables. Sigue leyendo