Las guarderías serán más baratas en Suiza

El Parlamento suizo aprobaba este pasado martes un proyecto del Gobierno para dotar con casi 100 millones de francos extra las subvenciones para guarderías y otros servicios de cuidado de niños.

La iniciativa, que de seguro será muy aplaudida por las familias, tiene por objetivo abaratar el coste de estos servicios (excesivamente caros en la actualidad, llegando a suponer hasta un 30% de los ingresos de una familia de renta promedio), aliviar el bolsillo de las familias y también apoyar a los padres y madres que deseen volver a trabajar o no reducir sus jornadas laborales.

El coste del cuidado de los niños por terceros en Suiza

Por tod@s es sabido que si hay algo prohibitivo en Suiza es, precisamente, el servicio de guardería y, en general, cualquiera que tenga que ver con el cuidado de los más pequeños de la casa. Sigue leyendo

Suiza: entre los peores países para trabajar*

Capture¿Sorprendid@s? Pues así es amig@s, en Suiza no es oro todo lo que reluce por mucho que encabece los rankings relacionados con seguridad a nivel laboral, sueldos y calidad de vida. Hay un aspecto en el que Suiza no sólo suspende sino que cae hasta las últimas posiciones: es uno de los peores países para trabajar… si eres mujer.

Así lo asegura el Índice “techo de cristal”** (datos vigentes en 2017) que publica cada año The Economist con el objetivo de señalar aquellos países en los que las mujeres reciben mejor o peor trato igualitario en el ámbito laboral, en función de factores como nivel de formación, participación de la mujer en el mercado laboral, representación en puestos de responsabilidad, salarios… y también derechos ligados a maternidad (baja, salario percibido…), el coste del cuidado de los hijos y, desde este año, los derechos de paternidad.

Y es que, a estas alturas, está más que demostrado que cuando el hombre disfruta de permiso de paternidad, las mujeres tienden a volver al mercado laboral, alcanzan puestos de mayor responsabilidad en sus empresas y la brecha de ingresos entre hombres y mujeres se reduce. Pero ésta es solo la punta del iceberg. Sigue leyendo