El transporte público en Suiza

z_sts1259-aAprender cómo funciona el transporte público en Suiza es uno de los primeros grandes retos a los que se enfrenta todo emigrante o turista que visita el país. Saber cómo llegar de un sitio a otro es relativamente fácil (bendito Google Maps, que haría yo sin ti) pero entender cómo funciona la red de transporte o su división por zonas no es tan sencillo.

La primera impresión que se lleva todo hijo de vecino al llegar a Suiza es que el transporte público suizo es bastante caro, carísimo nivel trufa-rellena-de-caviar-de-Beluga. Y no exagero. Sin ningún tipo de descuento, un trayecto de 1 hora de duración (de Zürich a Berna, por ejemplo) cuesta la friolera de 100 CHF, ida y vuelta.

Por otra parte, y como contrapartida, la red de transporte público en Suiza puede presumir de ofrecer un servicio de alta calidad: llega hasta casi cualquier rincón del país, es un servicio muy puntual, está muy bien organizado, es de fácil acceso, suele estar muy limpio y cuidado… vamos, en general está bastante bien. Sigue leyendo

Anuncios

Subida al Monte Pilatus, Lucerna (Suiza)

IMG_5164Uno de los remedios más efectivos para librarse del estrés que producen las preocupaciones del día a día es pararse a pensar en lo pequeños e insignificantes que somos.

Piénsalo. No somos más que una gota en el océano… Y poco a poco, mientras vamos tomando conciencia de ello, los problemas menguan, se encogen. Empiezan a parecer, como tú mismo, pequeños e insignificantes.

A más de 2.000 metros del altura

A más de 2.000 metros sobre el nivel del mar las cosas se ven de otra manera: lejanas y pequeñas, muy pequeñas. Qué fácil es entonces, sin tener que pensar en ello, sentirse pequeño e insignificante. Y que le den a los problemas 😉

Este fin de semana pasado tuvimos la oportunidad de experimentarlo al subir al Monte Pilatus, cerca de la ciudad de Lucerna (a unos 45 minutos en coche hacia el sur de Zürich). Aprovechando la visita de una amiga y un clima primaveral más propio de mayo que de febrero, decidimos subir a los 2.132 metros de altitud hasta su cumbre para disfrutar de unas vistas privilegiadas sobre el llamado Lago de los Cuatro Cantones, la misma Lucerna y los Alpes berneses. Sigue leyendo